¿Cómo empezar en la danza y no fallar en el intento?

¿Cómo empezar en la danza y no fallar en el intento?

agosto 15, 2017

Muchos de nosotros entramos en el mundo de la danza por curiosidad, otros por distraerse, también para hacer ejercicio de una manera divertida, y una gran minoría entra en este mundo convencidos de que será su profesión, sin embargo, la mayoría de quien entra por otros motivos, termina enamorándose y queriendo llevar esta pasión a otro nivel, al ámbito profesional.

Es así como, desde mi punto de vista, apreciamos 4 picos importantes y bastante comunes en el interés del estudiante durante su formación (en academias independientes, no a nivel universitario) que son fundamentales para tener noción de dónde terminará el individuo:

  • 1er pico: la persona que entra por motivos diferentes al de ser profesional de la danza, luego de apasionarse tanto por la misma, considera el hecho de tomárselo aun mas en serio y se cuestiona la posibilidad de llevarlo al nivel profesional.
  • 2do pico: la persona luego de continuar un tiempo encaminado hacia el nivel profesional, por motivos varios (falta de tiempo, dinero, frustración, problemas con compañeros), considera abandonarlo o seguir en el mundo de la danza como un pasatiempo.
  • 3er pico: la persona después de atravesar esa época de caos y de no ser tan constante en la danza, comienza a extrañarla hasta el punto de darse cuenta que sí la necesita como algo mas que un pasatiempo, reconsiderando la opción de hacerla una profesión.
  • 4to pico: una vez se logra llegar al nivel profesional, no sabes que rumbo tomar o para cual eres bueno (bailarín, profesor, empresario).

Es muy fácil perderse en el camino en estos largos años de formación, incluso desistir. He visto decenas de casos de personas muy talentosas abandonando por motivos varios y definitivamente es una pérdida importante para lo que pudo ser el gremio de la danza en el futuro, así que lo primero es ser conscientes de que esas crisis en las que nos encontramos a veces son más comunes de lo que creemos, solo hay que analizar la situación y ver como salir de ella.

Para plantearnos el hecho de dedicarnos a esto profesionalmente debemos hacernos algunas preguntas primero:

  1. ¿Me apasiona la danza hasta el punto de querer hacer esto para el resto de mi vida?
  • SI: pasa a las preguntas siguientes para seguir cuestionando tu rumbo.
  • NO SÉ: sigue asistiendo a tus clases regulares, seguramente no has atravesado la crisis del “2do y 3er pico”.
  • NO: es preferible que lo conserves como un hobby, como un escape a tu rutina o que lo tengas como una profesión secundaria siempre y cuando no te dediques a la docencia.
  1.  ¿Nací con talento para la danza?
  • SI: no hay otra pregunta que hacerse, debes buscar la manera de resolver tu vida entera para que te logres dedicar a esto, ya que los casos son contados con los dedos
  • NO SÉ: entonces plantéate las siguientes preguntas:
    • ¿En clase agarras los pasos técnicos con mucha facilidad?
    • ¿Eres capaz de recordar coreografías completas en cortos periodos de tiempo?
    • ¿Las transiciones entre un paso y otro se te ven fluidas y armónicas?
    • ¿Cuando te enseñan pasos que requieren de mucha coordinación los dominas con facilidad?
    • ¿Sientes la música?
    • ¿Cuando oyes cualquier música, incluso sonidos o ritmos, los bailas?

Si las respuestas son afirmativas entonces SI tienes talento nato.

Y por ultimo si la respuesta a la pregunta del principio es NO, entonces debes saber que de igual manera es posible que llegues a un nivel profesional, solo que sin duda te costará un poco mas que a la persona que nació ya con el talento, seguramente deberás dedicarle el doble de tiempo, pero no debes frustrarte. Tengo muchos casos de colegas a quienes vi iniciarse en este mundo sin nada de habilidad para el baile y hoy en día bailan junto cantantes en grandes conciertos.

  1. ¿Tengo el tiempo de tomar clases regulares del estilo al que me quiero dedicar y además de tomar clases de otros géneros que me ayuden a complementar?
  • SI: es un punto inmenso a tu favor, y cada segundo que tengas aprovéchalo para mejorar.
  • NO: a diferencia de otras carreras que se estudian en la universidad, si en la danza no eres constante, es probable que pierdas lo que has logrado en un nivel, y que debas retroceder, por lo que ver clases (por lo menos del estilo al que te quieres dedicar) de manera regular y continua es fundamental, y mas adelante puedes emplear ese mismo tiempo a clases de géneros que complementen lo que haces. No es que no puedas ser profesional de la danza, pero de seguro te tomara mucho tiempo serlo.
  1. ¿Tengo tiempo de practicar fuera del horario de clases?
  • SI: excelente, has que tus horas de práctica sean de calidad, puedes revisar el artículo que escribí sobre como practicar solo en casa.
  • NO: ¡mentira! Siempre hay tiempo para practicar. Todo es proporcional al nivel de interés que tengas en mejorar. Siempre hay un momento en el día que puedes emplear para tus practicas, así sea media hora antes de acostarte, o levantarte media hora mas temprano cada día y hacerlo.

Incluso en nuestra vida cotidiana podemos practicar los pasos aprendidos, mientras trabajamos, estudiamos o hasta caminando y esperando el autobús.

Trabajar o estudiar otra cosa no es excusa, hacer un cronograma para establecer horas fijas de prácticas en la semana te ayudará a organizarte, tacha en un almanaque que tengas en un sitio visible los días que practicaste y así verás tu evolución y constancia de manera gráfica.

  1. ¿Estás dispuesto a sacrificar fines de semana de relax, invitaciones a salir, rechazar cualquier plan a cambio de centenares de ensayos?
  • SI: debes acostumbrarte a ello, incluso, aconsejo siempre que si tienes pareja, esta sepa que esto no es un hobby y que como cualquier otra carrera debes dedicarle mucho tiempo, que es una prioridad en tu vida y para tu salud mental, debes estar con alguien que entienda la situación y te apoye. Pero como expuse antes, hay tiempo para todo, es cuestión de equilibrio.
  • NO: este mundo requiere de muchos  sacrificios, sobre todo en la etapa de formación temprana que harán que veas sus frutos luego. Si no estas dispuesto a pasar por eso, este no es tu mundo.
  1. ¿Puedo trabajar en equipo?

En todos los estilos de danza se experimenta el trabajo en equipo, especialmente en las fases tempranas ya que es natural que nos sintamos apoyados en ensayos, en tarima pasando los primeros nervios, que sepamos transmitir energía en bloque, seguir instrucciones de un coreógrafo. Si no sabemos trabajar en equipo, debemos aprender en el camino, pero esto es fundamental para posteriormente ser buenos solistas.

En caso de no llevarnos bien con alguien del grupo o incluso con el grupo completo, debemos buscar la manera de manejar la situación de forma madura y nunca desviar la atención del objetivo principal que es disfrutar de la danza, y encaminarnos hacia el nivel profesional. Abandonar la carrera por no sentirnos a gusto con compañeros es un signo de debilidad.

  1. ¿Mi familia me apoya?
  • SI: tienes la mitad de tu estabilidad emocional asegurada porque tienes quien te cubra las espaldas o quien te de una palmada en el hombro cuando no te salga un paso y te impulse a seguir.
  • NO: estas dentro del 80% de los bailarines sin apoyo familiar. Los países subdesarrollados tienen una pobre cultura sobre el arte en general, por lo que la danza no es tomada en serio por la sociedad como una carrera más. Así que es muy probable que tus padres no apoyen el hecho de que te dediques 100% al baile. Por experiencia propia, solo queda demostrar que si se puede lograr si se hace de manera planificada y bien estudiada. Resiste y nunca abandones, la vida es muy corta para desperdiciarla haciendo algo que no te gusta.
  1. ¿Soy una persona organizada, planificada, seria?
  • SI: es casi seguro que te ira bien en cualquiera de las corrientes a la que te quieras dedicar como bailarín.
  • NO: busca un representante o alguien que te ayude a llevar ese orden.
  1. ¿Cómo sé cuando estoy listo?

Si estas en una academia, después de completar todos los niveles de la misma.

¿Y para ser solista? Después de completar todos los niveles y una vez que hayas conseguido ser auténtico en tu forma de bailar y de expresarte, si tu docente puede guiarte, mucho mejor.

Es importante que si deseas dedicarte profesionalmente a esto, estés en una academia que te brinde las oportunidades de experimentar en diferentes tarimas con diferente público durante tus años de aprendizaje, que te enseñe valores y disciplina además de pasos de baile y coreografías, esto también cuenta como aprendizaje para formarte como un bailarín completo.(Habra un articulo complete sobre este tema).

  1. ¿La danza da dinero? ¿Cuando voy a recoger los frutos de lo que sembré?

La danza si da dinero, pero hay que hacerla bien, hay que darse a respetar como bailarín y una vez se alcance el nivel profesional no bailar gratis a menos que haya un beneficio para ti, hay que verla como un negocio (mucho mas bello, profundo y místico que el resto) donde nuestro instrumento de trabajo es el mas caro y sagrado de todos los negocios, nuestro cuerpo.

Hay que saber escoger que rumbo queremos tomar una vez seamos profesionales, (solo bailar, enseñar, tener una academia) cada uno tiene sus dificultades, no todos pueden ser exitosos en todos lo países, así que ahí vienen preguntas más profundas (haré otro artículo solo para este tema tambien), pero de que se logra vivir de esto, SI se logra.

Mi consejo es ser paciente, los frutos se recogen solo si haces bien las cosas, si queremos correr antes de gatear no tendremos un negocio longevo, con bases firmes y que trascienda en la historia, además que dependiendo el caso, podemos no solo perjudicarnos a nosotros mismos sino que podemos involucrar a otras personas que se estarán formando de manera muy superficial y que no podrán disfrutar de la danza en todo su esplendor.

  1. ¿Cuando terminaré de estudiar?

NUNCA: cada clase que se pueda tomar con profesores de trayectoria, que sientas que su danza puedan dar un aporte a la tuya, tómala.

Estudia siempre a la persona con quien decides formarte, estudia su manera de bailar, el aporte que le ha dado al género que hace, cuantos años lleva en el medio, de quien recibió clases, su manera de dar las clases, analiza qué te gusta, qué no.

No todos los bailarines son buenos docentes.

Comenzar en la danza y no fallar en el intento, depende inicialmente de tu pasión por la misma, no dejes que otras cosas te distraigan de tu objetivo, no busques excusas, para cada problema que se te presente hay una solución.

Si lo visualizas, el universo entero conspirará a tu favor hasta que lo logres.

¡Éxito y después me cuentas que tal te fue!

Akzara

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: